fbpx

Los divorcios y las separaciones se disparan tras el confinamiento

Por Quiara López

Si bien es cierto que “bajan las separaciones y divorcios durante el primer Estado de Alarma”, este dato se debe a la paralización de los juzgados en el segundo trimestre de 2020. Ahora bien, la realidad social producida por la Covid-19 es muy distinta: el confinamiento, el teletrabajo, la incertidumbre y la convivencia han hecho mella en las relaciones sentimentales que, tras esta extraña etapa, han atravesado un periodo conflictivo en el que se ha podido apreciar un crecimiento en los procesos de divorcio y separación. Así ocurrió en China, donde se reportaron el doble de divorcios tras el aislamiento, después en Gran Bretaña y ahora en España.

La pandemia ha producido un aumento de la litigiosidad en Derecho de Familia en el ámbito de las rupturas sentimentales, pero también en aquellas familias en los que tal situación ya estaba vigente, dado que muchos progenitores han visto mermados sus ingresos y no han podido hacer frente al pago de pensiones alimenticias e hipotecas.

Así, resulta de gran importancia contar con abogados expertos en la materia para realizar estas reclamaciones o para comenzar con los procedimientos de separación o divorcio, tanto si se realizan de mutuo acuerdo como si se acude a una resolución del conflicto en sede judicial, con el objetivo de conseguir un desenlace cercano a los intereses de las partes y, si los hubiere, de los menores.

Los diferentes procedimientos judiciales en la ruptura conyugal

Los divorcios, situación que ha lugar cuando se disuelve el vínculo matrimonial, o las separaciones, si se decide mantener ese vínculo activo, pueden ser de mutuo acuerdo o por vía judicial (contencioso). Lo ideal es poder llevar a cabo dicha ruptura con un proceder conciliador, pero no siempre es posible llegar a un entendimiento entre las partes, siendo necesario acudir a la vía contenciosa.

En el procedimiento de mutuo acuerdo los cónyuges establecen las condiciones de la ruptura, las cuales se recogen en el convenio regulador. En este ámbito es frecuente acudir a un procedimiento de mediación familiar.

Por su parte, el procedimiento de divorcio en la vía contenciosa se caracteriza por ser el juez quien dispone las cláusulas de la separación, arriesgándose las partes a no resultar conformes con la resolución del conflicto.

Sea cual sea la opción escogida es necesario contar con un abogado especialista que asista a las partes durante el proceso, asegurando los derechos de las mismas. En LABE Abogados contamos con abogados y abogadas de familia con una amplia experiencia en todo tipo de procedimientos de ruptura matrimonial, así como en reclamaciones de pensiones de alimentos.

LABE Comunicación

También te puede interesar:

Suscríbete a nuestro boletín

Si quieres estar al tanto de las novedades en materia laboral, fiscal, contable y legal.

Llámanos y te ayudaremos+34 913 14 90 16
+